Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar


martes, 31 de enero de 2012

Cráter Ngorongoro (Tanzania)


Por algo al cráter del Ngorongoro se le llama la octava maravilla del mundo o el jardín del edén. El área de conservación del Ngorongoro, abarca unos 8300 kilómetros cuadrados de paisajes increíbles y naturaleza salvaje, que deslumbran al viajero a su llegada.

Tanzania ha absorbido parte del turismo de Kenia por diversos factores, y ésta es una de las maravillas que ofrece. Es la zona de éste famoso cráter, donde los animales viven a sus anchas y podemos encontrar las más variadas especies, como los ñus, rinocerontes, jirafas, leones, etc, que hacen de este lugar, uno de los rincones más bellos de Tanzania. La vista es impresionante, la visión de la llanura cubierta de hierba a los pies del cráter, la vista de las montañas y la exuberante vegetación, hacen que parezca un paraíso fuera de este mundo.

En el área del Ngorongoro, sólo se permite vivir a los Massais, una tribu indígena que ha convivido en esta zona salvaje desde hace siglos y se entienden perfectamente con los animales que allí habitan. De hecho, existen alojamientos (tiendas de campaña con todas las comodidades) para alojar a los viajeros, que únicamente están protegidas por la presencia de estos Massai y su lanza.

En esta zona es donde se encontraron los esqueletos del Australopithecus y huellas de homínidos de hace 3,7 millones de años.

No sólo se puede disfrutar de los hermosos paisajes en safari, sino también, cada vez con más auge, se están ofreciendo rutas para hacer senderismo por la zona, atravesando la selva tropical y descubriendo la vida silvestre y la historia que allí se vivió.

Un lugar idóneo para alojarse en esta zona, es Gibb's Farm, un pequeño lodge de ensueño con 20 habitaciones, situado en un enclave ideal para realizar safaris o escalar hasta el cráter del Ngorongoro. Este lugar se creó en 1929, y desde siempre se ha tenido en cuenta la responsabilidad con el medio ambiente y su conservación. Allí poseen 10 acres de jardín del que se auto-abastecen de productos ecológicos para ofrecer a sus clientes.

Los que puedan viajar hasta Tanzania, tendrán la dicha de ser protagonistas de un lugar mágico, cuyo encanto es difícil de explicar, porque las sensaciones y la visión que nos transmite ese país, quedará siempre en los corazones.

Por supuesto en Tanzania hay muchas más zonas para explorar, como el famoso Parque Nacional del Serengueti o el impresionante Monte Kilimanjaro y por supuesto, no podemos olvidarnos de la paradisíaca isla de Zanzíbar, cuyos atributos contaremos en un próximo artículo.

sábado, 28 de enero de 2012

Georgetown, Penang (Malaysia)


Georgetown es una ciudad de 600.000 habitantes situada en la isla de Penang (Malasia). Es una ciudad con mucha historia y tradición, donde todavía los boticarios publicitan sus curas tradicionales por medio de carteles en sus puertas. 

Los aromas se entremezclan por sus calles, recordando la principal actividad de esta ciudad: el comercio de especias. No en vano, Georgetown está considerada como una de las ciudades donde mejor se come de Asia. Su cocina es una combinación de las culturas malaya, india y china, con una mezcla de sabores exquisitos.

En la ciudad de Georgetown, hay una mezcla multicultural enorme. Hay una fuerte presencia musulmana, por lo que la actividad comercial se frena durante el fin de semana, para llevar a cabo sus actividades religiosas.

Los mercados callejeros, las pequeñas tiendas, son parte de la vida cotidiana. A veces comparan la ciudad con el Singapur de la década de los 70 y a veces la ciudad es denominada "el lugar al que Singapur regresa para recordar su pasado".

Los habitantes de Georgetown suelen decir: "si olvidas tu pasado, tu futuro no tiene alma". Ese es uno de los encantos de la ciudad, la gente sigue arraigada a su pasado y así se demuestra en sus construcciones coloniales y el ambiente general de la ciudad.

En 2008, la ciudad fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, de forma conjunta con la ciudad de Malaca. Este hecho garantiza la preservación del patrimonio cultural de la ciudad.

Georgetown cuenta con un transporte público moderno y bien organizado. Se puede ir en ferry al otro lado de la isla y hay diversos autobuses y servicio de taxi, (aunque a veces estos últimos pueden timar a los turistas si no llevan taxímetro). No es recomendable ir a pie, por la cantidad de tráfico y los caminos poco adaptados a los peatones.

La Mansión Azul (Cheong Fatt Tze Mansion) es uno de los patrimonios más conocidos de la ciudad. Fue construida en 1890 y restaurada después. Antiguamente fue la residencia de Cheong Fatt Tze, conocido como el "Rockefeller de Oriente" y fue construida por maestros artesanos traídos de China. Es una visita obligada para los turistas y ha sido escenario de varias películas.

Una visita imprescindible, es el museo histórico de Pinang Peranakan Museum, con una gran variedad de artículos interesantes y un paseo por la historia de la vida en el siglo XIX.

Si lo que te gusta es la naturaleza, no te pierdas la visita a la colina "Penang Hill", desde donde verás unas vistas impresionantes, además de disfrutar de la flora y fauna del lugar.

martes, 24 de enero de 2012

Restaurante Piratas (Barcelona)



En el corazón de Barcelona, en pleno Eixample, encontramos este acogedor restaurante muy particular, regentado por Lluis Ortega, todo un personaje que ha recorrido medio mundo y que después de mucho viajar, se decidió por montar un restaurante con mucho encanto, acogedor y muy pequeñito (sólo tiene 6 mesas) llamado Restaurante Piratas
 
El encanto de este restaurante reside en que todos los productos son artesanales y de extrema calidad; allí se mezclan varios sabores exquisitos, con platos ideados por su dueño, quien siempre procura que sus comensales se sientan lo más a gusto posible y con quien se puede mantener una conversación sobre cualquier tema que se te ocurra.

El plato estrella del Restaurante Piratas es el foie, además de una gran selección de los mejores quesos del mundo, especialmente los franceses y arroces que hacen la delicia de los que lo prueban.

La carta no existe físicamente; en el Restaurante Piratas te comentan los platos uno a uno, dándote toda la información sobre los mismos, aunque los precios no los comentan y son un elemento a tener en cuenta, porque es un poco caro (va de 45 a 70 euros por persona) y al final te puedes llevar la sorpresa. 
 
También tienen una sumiller que te aconseja sobre los vinos y disponen de una selección excelente.
Al ser un restaurante tan pequeño, el trato y el servicio son personalizados, haciendo que la velada sea digna de recordar.

Si visitas la ciudad de Barcelona y deseas probar algo distinto y tu bolsillo te lo permite, encontrarás el Restaurante Piratas, situado en la calle Ausias March 157, cerca del centro de la ciudad.

martes, 17 de enero de 2012

Casa Aurora (Fuerteventura)



La Casa Rural Aurora está situada en un Espacio Natural Protegido en la isla de Fuerteventura (Islas Canarias).
Es una casa tranquila, aislada (sólo hay 2 o tres casitas por la zona) con una decoración muy agradable, donde lo mejor es contemplar la puesta de sol al atardecer desde la terraza, con el único sonido del viento y los animales que merodean por el lugar.
La Casa Rural Aurora está ubicada en un lugar estratégico para recorrer toda la isla con trayectos cortos y disfrutar en poco tiempo de la naturaleza, de las playas y los encantos naturales de la isla de Fuerteventura. Es recomendable alquilar un coche para recorrer toda la isla.
La casa tiene un dormitorio con cama matrimonio, y en el salón hay un sofá cama doble, también hay posibilidad de poner una cuna si se requiere, incluso facilitan trona y bañera para bebés. Hay televisión, libros, juegos y enseres para la cocina.
La decoración es espléndida y te hace sentir a gusto tanto dentro, como fuera de la casa.
Dispone de una pequeña piscina de uso privado, suficiente para una familia, aunque lo mejor es visitar cualquiera de las numerosas playas con aguas turquesas y arena blanca que hay por toda la isla.
La casa rural Aurora está situada en la población de Antigua, en plena naturaleza. Al norte, encontraremos majestuosas montañas donde anida el guirre, rapaz endémica y protegida de esta isla, al sur, tenemos terrenos de labranza con cultivos de olivos y frutales al este podemos ver el "Valle de la Cueva", con su cueva refugio de aborígenes, su poblado aborigen, su playa y costa caprichosa y al oeste, existe una extensa plantación de Aloe Vea y un mar de lava impresionante.
El trato es muy personalizado, desde que contactas para hacer la reserva, te dan todo tipo de información y al llegar, suele venir alguno de los dueños, Cloti o Luis y te dan una explicación con todo detalle de las mejores zonas a visitar, de las mejores playas, de los restaurantes más emblemáticos; incluso te explican algunas leyendas de la isla.
Para comer, recomendamos en Pájara, la Casa Isaítas. Una casa rural donde también hay restaurante y la comida es exquisita.
Para escaparse con niños, es ideal visitar el Oasis Park, un zoo con muchas posibilidades para disfrutar un día completo.
La Casa Rural Aurora, es un lugar muy recomendable para quien quiera relajarse y disfrutar de un entorno natural, alejado de todo el ajetreo y estrés de las ciudades. Si vas con niños, no hay duda de que pasarán unos días estupendos.

jueves, 12 de enero de 2012

Valparaíso (Chile)



Valparaíso es una ciudad portuaria de Chile, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2003. El encanto de Valparaíso reside en sus colores, su peculiar arquitectura y sus barrios característicos situados en los 42 cerros que conforman la ciudad. Podemos perdernos en sus laberintos y callejuelas y respirar el olor de una ciudad abierta al mar en la que Neruda se inspiró para escribir muchos de sus hermosos poemas.

Valparaíso fue una ciudad muy próspera hasta que a principios del Siglo XX un terremoto las destruyó casi al completo. En el siglo XIX, Valparaíso era un enclave vital para el comercio internacional, ya que estaba situado en la ruta que comunicaba Europa con la costa americana en el Pacífico. En esa época llegaron numerosos europeos que dieron forma a la ciudad, una ciudad peculiar al estar construida sobre los cerros que rodean la bahía. Las viviendas de colores situadas en los cerros, los ascensores que aún siguen en activo, las escaleras y pasajes, hacen de Valparaíso un lugar con encanto.

Valparaíso es una ciudad llena de leyendas, donde abundan personajes peculiares y animitas milagrosas. Las historias de los marineros que recalaron en el puerto, se repiten una y otra vez hasta convertirse en auténticas leyendas.

Entre los lugares para visitar, están el Jardín Abadie, un jardín creado por un francés que trajo numerosas plantas de Burdeos y las cultivó en esa zona, convirtiéndolo en un lugar de paseo para las clases acomodadas de  la época. Otro lugar importante de la ciudad es el Mirador de O’Higgins, una obra con valor histórico y patriótico. Para apreciar los bellos atardeceres, nada mejor que el Paseo Rubén Darío; en días despejados, obtendremos una vista maravillosa de la bahía de Valparaíso. Allí suelen pasear los enamorados al atardecer.

Lo ideal es recorrer la ciudad a pie o en transporte público que sube y baja por callejuelas casi imposibles y también subir por los numerosos ascensores aún activos que existen en la ciudad. Es una grata experiencia.

En el Cerro Alegre, llamado así por los esplendorosos jardines que adornaban las casas de los inmigrantes ingleses, encontramos el Paseo Yugoslavo, que al estar ubicado en la Plaza Sotomayor, ofrece una de las vistas más privilegiadas de Valparaíso. Desde allí se aprecia la frenética actividad portuaria del principal puerto del país y además, se pueden ver la mayoría de las playas de la población de Viñas del Mar.

Cada 31 de diciembre llegan visitantes de todos los lugares para recibir el año nuevo y presenciar el bonito espectáculo del “Año Nuevo en el mar”.

Valparaíso es todo un desafío para aquellos que tengan vértigo, pero seguro que vale la pena aceptar el desafío y asomarnos a la maravillosa vista que nos ofrece la ciudad desde lo más alto de sus cerros.

sábado, 7 de enero de 2012

Isla Mauricio



La Isla Mauricio es una isla con encanto al completo. Sus maravillosos paisajes, su gente, su atractivo... todo ello hace pensar en el paraíso.

La Isla Mauricio vive principalmente del turismo. Sus maravillosas playas protegidas del oleaje por una gran barrera de coral atraen a millones de turistas, que además se pueden disfrutar durante todo el año por sus agradables temperaturas.

La República de Mauricio está habitada por 1,3 millones de habitantes y se constituyó en 1992. Grandes extensiones de campos de caña de azúcar se combinan con la belleza natural y las hermosas playas. Es una isla muy segura y es un país políticamente estable.

Hay numerosos hoteles para elegir, y cada vez más se construyen establecimientos hoteleros integrados en el entorno, con materiales naturales y autóctonos y a la vez minimalistas, aunque lo ideal sería alojarse en una casa familiar. En este tipo de alojamiento, que hay varios en Mauricio, se palpa la realidad de la vida en la isla y podemos conocer sus costumbres y vivencias más fácilmente al convivir en un entorno familiar. Ellos nos mostrarán los secretos de la isla.

En la isla Mauricio confluyen varias mezclas culturales y de orígenes. En esta isla ya habían llegado los árabes en el siglo X, después pasaron portugueses y fue colonizada por holandeses, franceses y británicos. Por eso la mezcla de sus habitantes es impresionante, aunque predominan los rasgos físicos más parecidos a los de la India. El idioma oficial es el inglés, pero los franceses dejaron una huella cultural muy profunda y su idioma se utiliza también en toda la isla.

Las mejores fechas para viajar a Mauricio es en invierno, cuando su temperatura ronda en torno a los 20 grados. En febrero se celebra el “Maha Shivarati”, una ceremonia religiosa en la que se dan ofrendas al Dios Shiva, un dios poderoso con tres ojos que le permiten ver el pasado, presente y futuro. En esta ceremonia participan miles de peregrinos, mezclados entre los curiosos turistas.

Si quieres una recomendación para comer, en Port Louis, la capital hay muchos lugares donde ofrecen la gastronomía de la isla, pero lo mejor sería hacerlo en el centro comercial situado en el puerto The Caudan Waterfont. Un restaurante donde ofrecen platos criollos es The Plantation, situado en Belle Mare.

En Port Louis es interesante visitar el Museo del Azúcar, donde se pueden conseguir todo tipo de azúcares exóticos, además podemos ir al gran mercado de la ciudad, donde te sorprenderás de escuchar todo tipo de lenguas y culturas diferentes.

Para alojarte en Isla Mauricio, una buena opción es el Hotel The Residence, un hotel de estilo colonial con unas playas paradisíacas, donde tanto el servicio como las instalaciones, son espectaculares.

Mauricio es una isla hermosa con mucho encanto y una belleza natural para disfrutar.
 
Conenkanto 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets