Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar


lunes, 6 de febrero de 2012

Brujas (Bélgica)


Brujas es una ciudad que atrapa nada más llegar; parece una ciudad de cuento de hadas. Cuando llegas, te parece que estás en un escenario del que eres protagonista, con decorados y personajes del pasado. Sin duda, si visitas Bélgica, Brujas es una visita obligada, porque su encanto atrapa a cualquier viajero.

El curioso nombre de Brujas, proviene de la castellanización de la palabra flamenca Brugge, que significa (puente), por la cantidad de canales y puentes que hay en la ciudad.

La mejor forma de descubrir Brujas es caminando. La visita a Brujas se debe empezar por sus plazas, que encierran una lección de historia y arquitectura de casi siete siglos. Todo está cercano y recorriendo sus callejuelas, podremos apreciar todo su encanto y esplendor. En el centro de la ciudad encontramos la Markt, la Plaza Mayor, donde destaca el campanario gótico de más de 80 pisos, desde donde se aprecian unas vistas impresionantes de la ciudad. Vale la pena subir los 366 peldaños, porque la vista de arriba, nos quitará el aliento y si el día está despejado, comprobaremos los hermosos colores de la ciudad.

Brujas es una de las ciudades medievales mejor conservadas. Fue una ciudad rica y próspera, debido a su posición estratégica. Era un núcleo comercial en toda Europa y circulaban las mercancías por el río que la rodea hasta el Mar del Norte, por ello la ciudad flamenca se vanagloriaba de ser la capital del condado de Flandes.

Brujas está rodeada de hermosos canales, por lo que al igual que otras ciudades, ha merecido el apelativo de la Venecia del Norte.

Generalmente los turistas acuden desde Bruselas o Gantes y pasan un día en Brujas, para regresar al atardecer. Sólo se tarda una hora y 20 minutos desde Bruselas en tren. Al anochecer, cuando los turistas abandonan la ciudad, Brujas recupera la tranquilidad y es cuando realmente se aprecia la ciudad bajo las luces de la noche.

Aunque no lo parezca, Brujas es una ciudad de estudiantes, por lo que su principal medio de transporte son las bicicletas. También podemos dar paseos en carros de caballos para recorrer los rincones más románticos e imaginarnos cómo era la vida en la época medieval de esta hermosa ciudad, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2002.

1 comentario :

  1. Me encanta, me fascina, la ciudad de Bruges es lo maximo, hay que vivirlo para sentirlo asi, no dejen de ir cuando puedan

    ResponderEliminar

 
Conenkanto 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets