Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar


miércoles, 15 de febrero de 2012

El Valle de Benasque (Huesca)



A unos 140 kilómetros de Huesca, nos encontramos el Valle de Benasque, un paraíso natural que tanto en verano como en invierno, nos ofrece un paisaje mágico para disfrutar la naturaleza en todo su esplendor.

El pueblo de Benasque está rodeado por un marco de montañas que en invierno se tiñen de blanco y nos invita a refugiarnos en cualquiera de los pueblecitos típicos de la zona, como Cerler o Anciles, el pueblo más alto del Pirineo aragonés, donde acogen al viajero con muy buenos servicios de alojamiento y ocio en general.

En invierno, encontraremos en Benasque tres glaciares con gran belleza paisajística, que nos dejarán con la boca abierta. El valle está situado en la parte más oriental de Aragón, al lado del Aneto, la mayor montaña de los Pirineos con 3.400 m de altura. Allí veremos cómo las aguas recién fundidas de los glaciares, saltan en una cascada espectacular, para después ser tragadas por la tierra como por arte de magia y posteriormente aparecer en el vecino Valle de Arán, en un lugar conocido como Uelhs deth Joèu. El Valle de Benasque está situado al lado de la estación de esquí de Cerler, un pueblo que conserva sus viviendas con muros de piedra y tejados de pizarra, que atrapa al viajero por su gran encanto. Casas señoriales y detalles renacentistas pueblan el centro de la ciudad.

Otra de las gratas experiencias que se pueden disfrutar en Benasque es su gastronomía. Es todo un placer detenerse en alguno de los restaurantes y saborear un guiso contundente que ayuda a combatir el frío montañés. Esta zona es famosa por producir carne de gran calidad y los quesos tienen también muy buena reputación. Destaca el guiso ixarso, elaborado con carne de cabra.

Atravesar el bosque de Benasque es toda una experiencia. Los pinos negros, las cascadas, los glaciares o un paseo por el Parque Natural de Posets Madaleta, hacen sentir al viajero como un punto insignificante dentro de nuestro planeta, rodeado de la más bella naturaleza.

En verano hay muchas actividades en la zona, principalmente se practica el senderismo y también hay multitud de excursiones y propuestas como parapente, rafting, paseos a caballo, barrancos, kayak, etc, donde los más atrevidos disfrutarán de este lugar de ensueño. Si se prefiere disfrutar de forma más relajada, existen excursiones para simplemente contemplar los maravillosos parajes y gente de esta tierra.

Es recomendable visitar la zona en las fiestas de San Marcial, el patrón del pueblo, que se celebran 30 de junio con procesiones muy emotivas y el famoso Ball dels homes, un baile de hombres solteros, donde los mozos, ataviados con pantalón negro, camisa blanca y las típicas castañuelas bailan en la plaza delante del santo.

El otoño es otra época ideal para visitar el Valle de Benasque; es cuando llega la calidez a los bosques y éstos se tiñen de hermosos colores. 

El Valle de Benasque, al igual que el Valle de Sorteny, es una maravilla natural que invita a perderse en la naturaleza y dejar el estrés a un lado.

2 comentarios :

  1. si muy guapo, es una conocida zona de vuelo libre, para parapentes y alas delta, he volado varias veces ahi http://para.pent.es/flying_sites/castejon-de-sos?locale=es

    ResponderEliminar
  2. si venís seguro que repetís!!!

    ResponderEliminar

 
Conenkanto 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets