Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar


miércoles, 27 de junio de 2012

Mandalay (Birmania)



Mandalay es la capital religiosa de Birmania. Fue la última capital del país antes de la colonización Británica. Birmania es un país casi desconocido para los turistas y ello hace que mantenga toda su esencia intacta. Hasta hace relativamente poco, era muy complicado viajar a Birmania, pero poco a poco se ha garantizado la seguridad de los turistas volviendo a otorgar visados para su visita.

En Mandalay encontraremos templos budistas, pagodas milenarias y construcciones que emergen desde la exhuberante vegetación que hay en el país.

Cuando los ingleses colonizaron Birmania, encontraron en Mandalay una gran capital, con grandes edificios civiles y religiosos, aunque los primeros no sobrevivieron a las llamas o al Segunda Guerra Mundial, pero los edificios religiosos han perdurado con el tiempo.

Un ejemplo de majestuosidad, es la pagoda Kutodaw, considerada como el libro más grande del mundo, pues como en la época que fue construida no abundaba el papel, el rey Midón mandó a inscribir el Cánon Pali, la escritura budista más antigua, en 729 losas de mármol dentro de un conjunto de 730 edificios que impresionan al más experimentado viajero.

No sólo las pagodas impresionan en Mandalay; los barrios populares también tienen gran encanto, como por ejemplo el barrio fluvial, donde viven las humildes familias en casas de madera y palma.
Son famosas las maderas birmanas, por su calidad y por su dureza. Muchos de sus habitantes se dedican a transportar la madera con ayuda de elefantes y búfalos y observarles mientras respiramos el aroma de la comida de las mujeres birmanas y vemos a los niños haciendo equilibrios en el paisaje, es una imagen que contrasta con la seriedad de las pagodas.

Madalay es un lugar ideal y punto de partida para visitar la región central del país, como por ejemplo Monywa, donde encontramos la pagoda Thandobay o la excursón al lago Inlé, conocido mundialmente por su belleza excepcional y famoso por los barqueros que mueven ingeniosamente los remos con los pies.

Birmania es una país con una gran riqueza y muchos recursos, tanto en agricultura, como en extensión forestal, además de poseer mucas riquezas en piedras preciosas y semipreciosas. Es recomendable ir ahora, antes de que el país cambie, se instaure la democracia y se abra definitivamente al turismo mundial, porque muchos escenarios con encanto que ahora podemos disfrutar, ya no se repetirán.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

 
Conenkanto 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets