Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar


España

Montfalcó Murallat


Montfalcó Murallat es un pueblecito situado en la comarca de la Segarra (provincia de Lérida en España).

Claudia, una lectora de nuestra web, nos sugiere este pequeño pueblo con encanto, que debe constar de unas  quince casas, construidas de forma alrededor de una plaza donde confluyen las laderas de los tejados, y la Iglesia de Sant Pere. Es uno de los principales ejemplos en Cataluña de población protegida por murallas, sin edificaciones extramuros. Es un tipo de población típica de de la edad medieval. Una vez allí, no es difícil trasladarse en el tiempo e imaginarse la vida en esa época. Nos encontraremos restos muy curiosos de esa época, como un horno comunitario o un pozo que recogía el agua pluvial, por ejemplo.

El pueblo de Montfalcó Murallat se halla situado en la marca fronteriza de la Segarra, entre cristianos y sarracenos y allí mismo se construyó el castillo y las demás dependencias, protegidos por una fortificación.

Allí podéis encontrar algunas magníficas casas rurales, como www.calestasia.com o www.calraich.com y una joya gastronómica: el Restaurant Montfalcó, cuya especialidad son los “caracoles a la llauna”, además de ricas carnes a la brasa, o curiosidades como carne de canguro y  una amplia carta variada, donde  la comida es excelente y no demasiado cara. (El precio medio en el Restaurant Montfalcó en el año 2011, son unos 30 Euros por persona). Vale la pena degustar sus sabrosos platos.

Es un entorno ideal para pasar un día diferente, hacer una excursión por sus callejuelas, disfrutar de la naturaleza, la historia, los paisajes y terminar con una riquísima comida en el restaurante del pueblo. Además es un punto de partida excepcional para conocer el país.

Barcelona Heart Burger


En el centro de la ciudad de Barcelona, nos encontramos un restaurante muy particular, inaugurado hace menos de un año, el Barcelona Heart Burger, cuyo principal encanto y  particularidad reside en que las hamburguesas son 100% saludables y ecológicas.

Salvador y Esther son los propietarios del restaurante Heart Burger que han querido innovar e ir más allá en el mundo de las hamburguesas, apostando por la calidad, el sabor auténtico de las hamburguesas artesanas, siempre cuidando nuestra salud.

El local es muy agradable, el personal muy atento, siempre con una sonrisa, y la comida es exquisita. Me llamó la atención el pan de la hamburguesa y la carne con forma de corazón, un detalle más de originalidad para estas hamburguesas realizadas con carne 100% ecológica, tal como me explicaba Salvador, uno de sus dueños. La carne proviene de vacas que residen en los Pirineos y  pastan libremente a 1.500 metros de altura, sin estrés ni contaminación y además está libre de aditivos, pesticidas y fármacos, por lo que ha sido avalada por la Fundación Española del Corazón, al considerar que el consumo moderado de la hamburguesa ecológica es una buena fuente de proteínas para el organismo.

Cuando llegas te hacen una breve explicación del menú, te explican un poco los diferentes tipos de hamburguesas, como la “Heart Burger”, la estrella de la casa, elaborada con carne ecológica, jamón ibérico, queso Parmiggiano, rúcula y trufa o la “Cheese Supreme”, aderezada con salsa de arándanos y una combinación de quesos y cebolla confitada. Si te gusta algo más picante, tienes la “Tex-Mex”, con guacamole, jalapeños, frijoles negros y queso cheddar. Para los vegetarianos, existe la versión vegetariana realizada a base de verduras. Estos son sólo algunos ejemplos de la carta del Heart Burger que nos deleitaran con su exquisito sabor.

Todas las hamburguesas vienen acompañadas de patatas fritas o ensalada, también te dan a elegir si quieres pan integral o pan blanco recién tostado. El kétchup y la mostaza también son productos ecológicos. El precio medio de las hamburguesas es de unos 11 euros, con su guarnición y son bastante completas.

Desde Conenkanto.com queremos dar la enhorabuena a Salvador y Esther por su iniciativa y animamos a los lectores a visitar el restaurante situado en Gran Vía de les Corts Nº 602 de Barcelona (España) para disfrutar de ricas hamburguesas sin complejos.

Posada rural Las ocho hermanas (Las Fraguas, Cantabria)



La Posada de las Ocho hermanas está situada a unos 20 kms de la costa cántabra, concretamente en el pueblo de las Fraguas. Allí encontramos esta posada rural con un encanto único. Las propietarias de la Posada son ocho hermanas, tal como su nombre indica, que recuperaron este caserío abandonado con más de 150 años, para lograr su sueño y convertirlo en un establecimiento rural donde cada habitación lleva su sello personal ya que han sido decoradas por cada una de ellas, con total exquisitez y elegancia. 

Esta posada se encuentra situada en un entorno natural que hará las delicias de quienes buscan tranquilidad y a la vez disponer de una ciudad cercana, como Santander, donde hay mucho para ver y disfrutar.

La Posada Ochohermanas dispone de 11 habitaciones; 3 suites, 7 dobles y una adaptada para minusválidos, con todas las comodidades que te hacen sentir como en casa, pero disfrutando de un lugar con un encanto especial, situado en un entorno rodeado de naturaleza.

La casa está llena de rincones encantadores, posee un agradable salón con chimenea y está rodeada de un amplio jardín y además tiene un mirador. Los alrededores del pueblo Las Fraguas también es muy agradable. Como curiosidad, os diré que allí se rodó la película de Amenábar “Los Otros”, concretamente en el Palacio de los Hornillos y el entorno es de cine.

Los precios están en torno a los 75 euros la habitación doble y 105 euros las suites, con el desayuno incluido.

La Posada Ocho Hermanas está muy cerca del Parque Saja-Besaya, uno de los parajes naturales más bonitos de Cantabria. Allí mismo proponen itinerarios personalizados para cada viajero, con los mejores consejos para recorrer las tierras cántabras.

Para concluir, a todo esto se puede añadir la amabilidad y gentileza de las propietarias, que hacen del lugar un sitio inolvidable para hacer turismo rural.

El Valle de Benasque (Huesca)



A unos 140 kilómetros de Huesca, nos encontramos el Valle de Benasque, un paraíso natural que tanto en verano como en invierno, nos ofrece un paisaje mágico para disfrutar la naturaleza en todo su esplendor.

El pueblo de Benasque está rodeado por un marco de montañas que en invierno se tiñen de blanco y nos invita a refugiarnos en cualquiera de los pueblecitos típicos de la zona, como Cerler o Anciles, el pueblo más alto del Pirineo aragonés, donde acogen al viajero con muy buenos servicios de alojamiento y ocio en general.

En invierno, encontraremos en Benasque tres glaciares con gran belleza paisajística, que nos dejarán con la boca abierta. El valle está situado en la parte más oriental de Aragón, al lado del Aneto, la mayor montaña de los Pirineos con 3.400 m de altura. Allí veremos cómo las aguas recién fundidas de los glaciares, saltan en una cascada espectacular, para después ser tragadas por la tierra como por arte de magia y posteriormente aparecer en el vecino Valle de Arán, en un lugar conocido como Uelhs deth Joèu. El Valle de Benasque está situado al lado de la estación de esquí de Cerler, un pueblo que conserva sus viviendas con muros de piedra y tejados de pizarra, que atrapa al viajero por su gran encanto. Casas señoriales y detalles renacentistas pueblan el centro de la ciudad.

Otra de las gratas experiencias que se pueden disfrutar en Benasque es su gastronomía. Es todo un placer detenerse en alguno de los restaurantes y saborear un guiso contundente que ayuda a combatir el frío montañés. Esta zona es famosa por producir carne de gran calidad y los quesos tienen también muy buena reputación. Destaca el guiso ixarso, elaborado con carne de cabra.

Atravesar el bosque de Benasque es toda una experiencia. Los pinos negros, las cascadas, los glaciares o un paseo por el Parque Natural de Posets Madaleta, hacen sentir al viajero como un punto insignificante dentro de nuestro planeta, rodeado de la más bella naturaleza.

En verano hay muchas actividades en la zona, principalmente se practica el senderismo y también hay multitud de excursiones y propuestas como parapente, rafting, paseos a caballo, barrancos, kayak, etc, donde los más atrevidos disfrutarán de este lugar de ensueño. Si se prefiere disfrutar de forma más relajada, existen excursiones para simplemente contemplar los maravillosos parajes y gente de esta tierra.

Es recomendable visitar la zona en las fiestas de San Marcial, el patrón del pueblo, que se celebran 30 de junio con procesiones muy emotivas y el famoso Ball dels homes, un baile de hombres solteros, donde los mozos, ataviados con pantalón negro, camisa blanca y las típicas castañuelas bailan en la plaza delante del santo.

El otoño es otra época ideal para visitar el Valle de Benasque; es cuando llega la calidez a los bosques y éstos se tiñen de hermosos colores. 

El Valle de Benasque, al igual que el Valle de Sorteny, es una maravilla natural que invita a perderse en la naturaleza y dejar el estrés a un lado. 

lunes 12 de marzo de 2012


Cal Ermità (Cataluña, España)


Hoy traemos una propuesta interesante que nos aporta un lector: Cal Ermità, un lugar donde nos proponen una forma de hacer turismo distinta; se trata de hacer turismo de reflexión o turismo de crecimiento personal en un entorno natural situado a los pies del Parque Natural del Montseny en Cataluña.

Este lugar con encanto está situado en un lugar privilegiado de la naturaleza, a 2 kilómetros del pueblo de Campins en el Vallés Oriental. Allí encontramos este espacio dedicado a la salud y el cuidado de las personas, donde se esmeran para que la gente se relaje y descubra en un entorno natural, el sentido de la vida.

En Cal Ermità, se han creado espacios de salud, para trabajar los diferentes aspectos de la persona que allí se aloja, según las necesidades del momento que está viviendo; por ejemplo, el Jardín Zen, un espacio cubierto de arena con elementos naturales que simbolizan el cosmos, siempre a partir de la filosofía Zen. También existen zonas ideales para la meditación, con espacios donde estarás rodeado de paz y silencio o si quieres acercarte a aspectos profundos de ti mismo, puedes adentrarte en un bosque de robles y encinas cargados de simbolismo.

Otra curiosidad de Cal Ermità, es la posibilidad de alojarte en las yurtas, (viviendas tradicionales de los nómadas de Mongolia), construidas con elementos naturales procedentes de Mongolia e integradas en plena naturaleza. Domir en las yurtas es una experiencia única y muy satisfactoria. Su forma circular y el entorno, proporcionan una sensación de calma y tranquilidad enriquecedora. Las diversas partes de su estructura, tienen un significado ritual, ya que simbolizan los 3 mundos principales del universo: el suelo simboliza el mundo de las fuerzas naturales, las paredes, el mundo de los hombres y la bóveda, es la parte sagrada desde donde podemos ver las estrellas y sentir el aire. Las yurtas están construidas de forma totalmente sostenible y tienen un mínimo impacto en el medio natural, además de ser bioclimáticas, ya que se mantiene fresca en verano y caliente en invierno.

Además de todos estos servicios, existen talleres, terapias familiares y la posibilidad de hacer un trabajo intensivo de dos días en una especie de retiro.

Si quieres hacer turismo de forma natural y totalmente diferente, el espacio de Cal Ermità, es el lugar idóneo para sentir, pensar, reflexionar y relajarse en plena naturaleza, acompañados siempre por una excelente atención y una alimentación sana y natural.



Santillana del Mar








Dicen que Santillana del Mar es la ciudad de las tres mentiras, porque ni es llana, ni es santa, ni tiene mar.

Santillana del Mar en sí, es un conjunto Histórico-artístico, considerado como uno de los pueblos más bellos de España. Desde la época de la Edad Media, esta villa medieval era uno de los núcleos más importantes de la región cántabra.

Pasear por sus calles es transportarse al Siglo XVI; sus casas construidas en piedra, con sus escudos blasonados o los jardines con plantas exóticas, son sólo algunos ejemplos del encanto que posee Santillana del Mar.

Durante los meses de verano, este pueblo tiene numerosos atractivos, ya que ofrecen múltiples propuestas culturales y artísticas, además de exposiciones temporales que vale la pena visitar. Las tiendas de recuerdos se mezclan sin pudor entre la historia de esta villa noble.

En Santillana del Mar se encuentran las famosas Cuevas de Altamira, con las pinturas prehistóricas más célebres del mundo.

No podemos dejar de visitar la Colegiata de Santa Juliana. A su alrededor se fundó la villa entre los siglos VIII y IX y de ahí deriva el nombre de Santillana. También es famoso el Zoo de Santillana, catalogado como unos de los 4 mejores de España.

Por si fuera poco, por Santillana del Mar es donde transcurren las dos principales rutas jacobeas que pasan por la comunidad cántabra.

Sumergirnos en la historia, pasear por sus callejuelas o degustar un sobao pasiego, son sólo algunos de los placeres que nos brinda esta auténtica ciudad medieval.

 
Conenkanto 2011 | Designed by Interline Cruises, in collaboration with Interline Discounts, Travel Tips and Movie Tickets